Posteado por: PedagogosOnLine | 18/05/2013

Máster de Formación del Profesorado de Secundaria, Bachillerato, FP y Escuelas de Idiomas

Cuatro años lleva instaurado el Máster de Formación del Profesorado de Secundaria y ya se le amontonan las quejas y las reclamaciones. Este Máster ha venido a sustituir al antiguo CAP, un curso que debían hacer obligatoriamente todos las licenciados, si querían presentarse a las oposiciones para dar clase a los alumnos de Secundaria, Bachilleratos, Formación Profesional, y a las Escuelas de Idiomas.  Supuestamente en este curso te enseñaban a dar clase, por lo que, Pedagogía y Psicopedagogía eran las únicas licenciaturas que no debían hacerlo, pues se suponía que ya habían aprendido esto en la carrera. A partir de la entrada de los Grados, o sea del plan nuevo, en el año 2009, el CAP, también se modifica y  se convierte en el Máster. Se manda una circular que dice que todos los que quieran opositar deben obligatoriamente realizarlo, a menos que hayan obtenido el título antes del 2009. Y aquí se genera la primera polémica. Todavía quedan varios cursos del plan antiguo de la carrera de Pedagogía por licenciarse. Y es que siempre cuando entra un plan nuevo, hay varios años que conviven el plan nuevo con el antiguo, pero parece que esto no lo toman en cuenta. Y  en este caso, como en otros muchos, estos alumnos que se encuentran entre medias, salen muy perjudicados. El Ministerio de Educación no ha querido rectificar, a pesar de que los alumnos lo han reclamado insistentemente.

“Es una situación Kafkiana. Una alumna que ha estudiado lo mismo que yo y que tiene la misma titulación, simplemente por el hecho de que se ha graduado un año antes, no tiene que hacer el Máster, y yo en cambio sí. Me obligan a estudiar un año más, con la consecuente pérdida económica de mi familia. Y no sólo eso,   me obligan a estudiar un Máster que trata exactamente de lo mismo que yo he dado en la carrera. Además de hacerme perder dinero me hacen perder el tiempo. ¿No es eso totalmente injusto?”, comenta una licenciada en Pedagogía en el año 2012.

“Les expusimos nuestros razonamientos muy bien argumentados, y hubo varias movilizaciones por este tema, pero en la circular última que enviaron en el 2010, firmada por el Director General de Formación Profesional, Miguel Soler García, y por el  Director General de Política Universitaria, Juan José Moreno Navarro, sólo cambiaron un pequeño detalle de créditos, que seguía dejando a varios cursos fuera. Nosotros simplemente les pedíamos que no diferenciasen a los alumnos por una fecha, sino por el hecho de que sean del plan antiguo o del plan nuevo, una diferenciación que por otra parte, se ve que es la natural y la más obvia. ¿Entienden ahora que en la Facultad les llamásemos a estos señores “Los Genios”?”, comenta otro Licenciado en Pedagogía con este mismo problema.

Además de estos problemas, se han originado otros que tiene relación con lo que se da en el Máster y cómo se da. Sobre todo, debido a las grandes diferencias que existen dependiendo de donde se realice éste. Por ejemplo, Los alumnos que lo realizan por la Universidad Nacional a Distancia, la Uned, se quejan de que la carga lectiva que tienen es excesiva, además de mucho mayor que en otros centros donde se imparte también este Máster.

“La carga de trabajo, tareas y temario para estudiar es tal, que la mayoría de los alumnos no pueden sacárselo en un año. Y ya si quieres compaginarlo con un trabajo, es prácticamente imposible. Nosotros hemos puesto una reclamación, comentando además de la excesiva carga lectiva, la gran desorganización y falta de comunicación que hay. Además no entendemos que nos den textos y textos donde nos dicen que debemos usar técnicas nuevas e innovadoras, para que al final nos manden lo mismo de siempre: memorizar todo el temario para expulsarlo en un examen, y a los dos días olvidarlo. ¿De verdad creen que así están formando a buenos profesores?”, comenta una alumna que está estudiando este Máster por la Uned.

“Creemos que de esta manera no aprendemos. Es como un año más de carrera. Temas y más temas que debemos memorizar. Parece una competición, como si el colgar más textos significará ser mejor profesor. Yo la verdad es que salgo igual que como entré”, comenta otra alumna de este mismo centro.

“¡Pedimos más calidad, no cantidad!”, comenta otra firmemente.

Se puede decir más alto pero no más claro.

master_formacion_profesorado_educacion_secundaria


Responses

  1. ¿Han pensado en todos aquellos a los que llevan años dejando en lista de espera por una MALDITA PLAZA? Lo mio son ya 3 años y estoy desesperada sinceramente, llorando en mi casa porque veo que mi sueño se va por el desagüe

    Me gusta

  2. Efectivamente, otro de los grandes problemas que tiene este Máster es la falta de plazas. Lo que provoca que haya personas, como en tu caso, esperando varios años, para hacerlo, y que acaben abandonando. Y esto es una gran pérdida para todos.
    No te desanimes! Desde aquí, queremos mandarte ánimos, para que sigas luchando por lo que quieres. y si quieres escribir algún artículo sobre esto, mándanoslo, que nosotros lo publicaremos con tu nombre.

    Un saludo.
    Pedagog@sOnLine

    Me gusta

  3. Yo estoy haciendo este máster por la UNED. Me he visto obligado a dejar de trabajar para completar el ingente trabajo que te encomiendan a través de esta Universidad, trabajo que de compaginarlo con una ocupación de ocho horas, dudo que hubiera podido incluso realizarlo en el plazo de cuatro años, y antes lo habría dejado desesperado renunciando a mi vocación profesional.

    Este máster, no tiene un contenido teórico que en realidad demande los créditos de los que nos tenemos que matricular. Yo diría que el temario está hinchado en un cuarenta o cuarenta y cinco por ciento: hay muchísima paja, y lo que más duele, bastante repetición y contenido sin sentido que no sirve para absolutamente nada. En general, los materiales que se proporcionan no son demasiado buenos, y da la sensación que han sido improvisados y cortados y pegados en bastantes ocasiones (errores sintácticos, faltas de ortografía y mala redacción son una constante en casi todas las asignaturas). Además, está claro que se utiliza un lenguaje oscuro a propósito para dificultar la comprensión de los materiales que tratan sobre contenidos en realidad bastante sencillos por norma general.

    Lo que me parece verdaderamente criminal es la imposición de trabajos, a veces varios y muy exigentes, y exámenes al mismo tiempo, tal como si fuéramos autómatas capaces de trabajar día y noche. Además, trabajos que si no los presentas en el plazo establecido no puedes realizar los exámenes, las más de las veces porque son eliminatorios, con el consiguiente peligro de tener que utilizar las convocatoria de septiembre, haciéndonos perder bastante tiempo. Para colmo algunas asignaturas abren foros de consulta, pero sólo durante un determinado periodo, para obligarte a estudiar en ese periodo (en una universidad a distancia deberían dejar estudiar al alumno según sus posibilidades vitales y laborales), porque cuando se cierra el foro ya no se admiten consultas. Lógicamente con tanto trabajo, si queremos presentar los exámenes tenemos que centrarnos en los trabajos, no pudiendo en ese momento estudiar, y quedándonos por tanto sin poder hacer consultas.

    En general, el profesorado psicopedagogo se muestra excesivamente exigente e inflexible, muy celoso de sus contenidos y tareas, que tampoco son para tanto, porque como digo se repiten y a veces están llenos de imprecisiones y vaguedades intolerables para un nivel de universitario. Todo lo contrario es el profesorado de la especialidad, al menos de la mía, mucho más comprensible y razonable en el establecimiento del trabajo que hay que hacer para superar la asignatura. A ningún profesor de la especialidad se le ha ocurrido establecer trabajos y exámenes al mismo tiempo. O una cosa o la otra, porque saben perfectamente que sus alumnos tienen vida privada que atender y no pueden estar día y noche trabajando para la UNED.

    Continuamente nos bombardean con textos en los que se nos repite hasta la saciedad y el aburrimiento que tenemos que tenemos que ser empáticos y comprensivos con nuestros alumnos, que tenemos que ser razonables con las tareas que encomendemos a nuestros alumnos, que lo importante no son los contenidos, sino las competencias etc etc etc. Pero los psicopedagogos de la UNED no predican con el ejemplo, verdaderamente. Nunca he trabajado tanto como este año, ni en el total de la carrera de cinco años he hecho tantos trabajos como para este dichoso máster de la UNED que en teoría dura un año (no puedo más que sonreírme).

    Me parece un timo un máster de 60 créditos a realizar en un año que en realidad es prácticamente imposible realizarlo en ese tiempo. Entonces que hagan un máster de dos años, y que así lo publiciten, para pensárnoslo antes de matricularnos en su Universidad. Pero que no nos tomen el pelo, por favor.

    Un estudiante de la UNED.

    Me gusta


Si quieres deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: